11 noviembre 2010

Diseño de Productos: Tipos de Productos


El producto es casi siempre la combinación de lo tangible y lo intangible que puede ofrecerse a la atención de un mercado para su adquisición, uso o consumo, y que satisfaga un deseo o una necesidad. El término producto denota una característica física, en el contexto de mercado abarca los servicios intangibles ofrecidos antes, durante y después de hacer la venta. Para el comprador potencial, el producto es una agrupación compleja de satisfacciones. Los clientes le asignan un valor a un producto en proporción con lo que reciben, como la capacidad de ese producto de solucionar sus problemas o satisfacer sus necesidades.


Niveles de los Productos.
  • Producto Esencial. Son los servicios o beneficios intrínsecos para la solución de un problema que los consumidores compran en realidad al adquirir un producto en particular. Cuando se diseña un producto, se debe empezar por definir el núcleo de los beneficios que el producto ha de proporcionar a los consumidores.
  • Producto Real. Estos productos pueden tener hasta cinco características: nivel de calidad, peculiaridades, estilo, nombre de marca y empaque.
  • Producto Aumentado. Cuando se ofrecen servicios y beneficios adicionales entorno al producto real. Para el consumidor todos los aumentos se convierten en una parte importante del producto total.


Clasificación de los Productos.

La clasificación de los productos se basan en sus características.

  1. Durabilidad o Tangibilidad. Se pueden dividir en tres grupos:
  • Bienes no duraderos. Son los bienes físicos que se consumen por lo general una o varias veces que se usen. Ej: jabón y azúcar.
  • Bienes duraderos. Son bienes tangibles que suelen sobrevivir al uso. Ej: refrigeradores, máquinas y herramientas.
  • Servicios. Son actividades, beneficios o satisfacciones que se ofrecen en venta. Ej: cortes de cabello, reparaciones.

  2. Bienes de Consumo. Son los que compran los consumidores finales para su propio consumo. Se clasifican basándose en los hábitos de compra del consumidor.
  • Bienes de uso común. Son los bienes que el cliente suele comprar con frecuencia, de manera inmediata y con el mínimo esfuerzo en la comparación y la compra. Ej: jabón o periódico. Se subdividen en: a) Bienes básicos: son aquellos que los consumidores compran de manera regular, como pasta dental, papel higiénico. b) Bienes de adquisición impulsiva: se compran sin planearse o buscarse, por lo general se encuentran al alcance de muchos lugares porque los clientes rara vez los buscan. Ej: chocolates, revistas que en los supermercados están colocados muy cerca de las cajas de cobro, porque de otra forma a los clientes no se les ocurriría comprar. c) Bienes de emergencia: son aquellos que se compran cuando la necesidad es urgente. Ej: paraguas durante época de lluvia.
  • Bienes de comparación. Suelen pasar por un proceso de selección durante el cual el cliente los compara en cuanto a su disposición, calidad, precio y estilo. Ej: muebles, ropa, etc. Pueden subdividirse en: a) Bienes de comparación uniformes: son similares en cuanto a la calidad, pero lo bastante diferentes en cuanto al precio para justificar las comparaciones. El vendedor tiene que hablar en términos de precio al comprador, pero cuando alguien busca ropa, muebles u otros bienes no uniformes, las características a menudo son más importantes que el precio. b) Bienes de comparación no uniformes: tiene que ofrecer un gran surtido para satisfacer los gustos de cada individuo y también tener vendedores bien entrenados capaces de proporcionar información y consejo al cliente.
  • Bienes de especialidad. Son bienes con alguna característica particular, o de una marca específica, por los cuales un grupo importante de compradores está dispuesto a hacer un esfuerzo especial de compra.
  • Bienes no buscados. Son bienes que el cliente no conoce o que, aunque sepa de ellos, por lo general no piensa en comprar. Por su propia naturaleza los bienes no buscados requieren gran cantidad de publicidad, de esfuerzos personales de venta y otras formas de mercadeo.

  3. Bienes Industriales. Son los que adquieren clientes individuales y organizaciones para procesarlos o utilizarlos en el manejo de un negocio. La diferencia entre los bienes de consumo y los bienes industriales radica en la finalidad por la cual se compran. Ej: si una persona compra unas tijeras para utilizarlas en casa, se trata de un bien de consumo. Pero si esa misma persona compra las tijeras para utilizarlas en un negocio de diseño de modas, se convierte en un bien industrial. Los bienes industriales se clasifican según su costo:
  • Materiales y partes. Son bienes que entran de manera total en el producto, ya sea por medio de procesamiento o como componentes. Se subdividen en: a) Materias primas: incluyen productos cultivados (algodón, ganado, frutas) y productos naturales (pescado, madera, petróleo y mineral de hierro). b) Materias y partes manufacturadas: incluyen componentes materiales (hilo, alambres, etc.). La característica es que estos componentes se pueden procesar aun más. Ej: el hilo se teje para formar telas. Las partes entran de manera completa en el producto terminado, sin cambiar de forma. La mayor parte de las materias y partes manufacturadas se venden directamente a los usuarios industriales. El precio y servicio constituyen los principales factores de mercadeo, mientras que la elección de marca y publicidad tienden a ser menos importantes.
  • Bienes de capital. Estos son bienes que entran parcialmente en el producto terminado. Se subdividen en: las instalaciones y el equipo accesorio. Las instalaciones son los edificios (fábricas u oficinas) y el equipo fijo (generadores, computadoras y elevadores). El equipo accesorio incluye el equipo de producción portátil y las herramientas de mano, y el equipo de oficina. Estos productos no entran a formar parte del producto terminado, tienen una vida más corta que las instalaciones y son simples auxiliares en el proceso de producción.
  • Suministros y servicios. Estos se consideran bienes industriales que no se incluyen en el producto terminado. Los suministros incluyen suministros para la operación (lubricantes, carbón, papel para imprimir, lápices), así como artículos de mantenimiento y reparación (pintura, clavos o escobas). Los suministros son los bienes de uso común en el campo industrial, puesto que por lo general se compran sin mayor esfuerzo ni comparación. Los servicios industriales incluyen servicios de reparación y mantenimiento (limpieza de ventanas, reparación de máquinas) y servicios de asesoría (legal, administrativa o publicitaria). Estos servicios se suelen proporcionar bajo contrato.


Atributos del Producto. El desarrollo de un producto implica la definición de los beneficios que este va a ofrecer. Estos beneficios se entregan a través de ciertas particularidades tangibles:

  1. Calidad del producto. En el desarrollo del producto, el fabricante tiene que elegir el nivel de calidad que ha de apoyar la posición de este en el mercado meta, ya que es una de las principales herramientas de posicionamiento. La calidad del producto se constituye en la capacidad para cumplir sus funciones, incluye su durabilidad general, fiabilidad, precisión, su facilidad de operación y reparación. Mejorar la calidad de un producto significa la utilización de un mejor control de calidad para reducir los defectos que resultan molestos para el consumidor. La estrategia de calidad trata de adelantarse a los competidores ofreciendo productos que satisfagan las necesidades de los consumidores y sus preferencias sobre calidad. La calidad de los productos deben comunicarse a los consumidores, esta comunicación puede ser a través del aspecto y la sensación de un producto, también puede ser a través del precio, el empaque y la distribución y la promoción.

  2. Características del producto. Un producto puede ofrecerse con diversas características. El punto de partida es el "modelo austero", es decir sin nada extra. La empresa puede inventarse modelos de mayor nivel, añadiéndoles más características. Lo cual constituye una herramienta de competencia para diferenciar los productos de una empresa frente a sus competidores. Las características que se le pueden agregar a un producto estarán en relación al valor que le proporcione el cliente en comparación con su costo para la empresa. Las características a las que el cliente atribuye poco valor en relación con su costo deben abandonarse y deben añadirse las que tienen un alto valor para el consumidor en relación con su costo adicional.

  3. Diseño del producto. Los productos bien diseñados captan la atención y provocan mayores ventas. El diseño no es superficial, sino que llega al núcleo del mismo producto. Un buen diseño contribuye a la utilidad de un producto tanto como a su aspecto, y en él están considerados: la apariencia, su funcionalidad de uso, su seguridad y que sean baratos de usar y reparar. Un buen diseño puede captar la atención, mejorar el funcionamiento de un producto, disminuir sus costos de producción, y otorgarse gran ventaja dentro del mercado meta.



Fabián Quirarte


Fuente. Texto original.

Guía Examen CENEVAL · EGEL Mercadotecnia 2010

1 comentario:

  1. El diseño web es una herramienta muy poderosa para la conformación de una estrategia de posicionamiento web, en donde puede actuar como eje de innovación y generador de valor agregado. Además, no es solo útil para darle un buen “look” a los desarrollos web, sino también para engranarse dentro de los procesos gerenciales y de producción, como la generación de nuevos productos y servicios, nuevas maneras de comunicarse y mejores formas de ponerse en contacto con nuestros clientes.

    ResponderEliminar