23 noviembre 2010

Distribución Física: Administración del Transporte


Un problema crítico en la administración de las actividades de distribución física es si la organización debe poseer medios de transporte propios o debe contratarlos. Hay tres tipos de transportistas entre los que una organización podría escoger al decidir cómo enviar sus productos: los transportistas privados, los transportistas comunes y los contratistas. Cuando una empresa posee y opera su propia flota de transporte, a ésta se le llama transporte privado. Esta flota normalmente no está disponible sino para su dueño. Los transportistas comunes están disponibles para cualquiera que desee transportar una mercadería. Cobran tarifas normales que se publican y están disponibles para cualquier interesado. Un contratista sirve a las empresas en forma individual sobre la base de contratos a mediano y largo plazo. El contrato normalmente cubre un período determinado con la opción de renovarse.


Cálculo de los Costos de Poseer Vehículos de Transporte Propios

Los dos elementos del costo de transporte son los costos fijos y los costos variables u operacionales. Algunos costos tienen lugar independientemente de si los vehículos se están operando realmente o no. Estos costos fijos incluyen, por ejemplo, la amortización, el salario del conductor, renta del garage, el seguro y los intereses del préstamo para la compra del vehículo. Los costos operacionales están en función de las distancias recorridas y el combustible usado, los neumáticos y los costos de reparación y mantenimiento.


Programación de los Intinerarios de los Vehículos

La distribución normalmente es un componente importante de los costos totales de mercadeo. La eficiencia y la efectividad logradas con las operaciones logísticas de una empresa son altamente influidas por la asignación de los intinerarios de los vehículos disponibles. La planificación de cargas es un método o técnica empleada para equipar los pedidos existentes de los clientes con los vehículos y la mano de obra disponible, mediante la generación de rutas u horarios para los vehículos. La eficiencia de estas rutas y horarios determina el costo operacional de la flota de transporte y el nivel potencial de servicio al cliente ofrecido por la empresa. La motivación para trabajar en maximizar la eficiencia de los intinerarios y horarios de los vehículos reside en su potencial para contener los costos totales de transporte y también mantener el control de nivel de servicios proporcionado a los clientes. Cuando la empresa opera una flota de vehículos, entonces la planificación de cargas tiene el potencial de minimizar la distancia toral recorrida mientras que aumenta al máximo los tiempos de operación, permitiendo así a la organización reducir el tamaño de su flota o aumentar el número de clientes/área de territorio cubierto, o algún compromiso entre los dos.


Composición de los Costos Totales de Transporte

a) Administración:
  • Costos de Capital: Muebles y equipo de oficina, financiación, tasas de interés, depreciación.
  • Costos Variables: Costos de mano de obra y otros, costos de reclutamiento y capacitación, materiales de consumo, financiación, pagos de intereses.
b) Mantenimiento de la Flota:
  • Costos de Capital: Espacio, herramientas y equipo.
  • Costos Variables: Costos de mano de obra, reclutamiento y capacitación, tasas de inspección, materiales de consumo, neumáticos, mantenimiento de rutina, reparaciones, choques, financiación, pagos de intereses.
c) Operaciones de la Flota:
  • Costos de Capital: Seguro de vehículos y tasas, financiación, pago de intereses.
  • Costos Variables: Costos de mano de obra y otros, reclutamiento y capacitación, combustible, materiales de consumo, documentación, licencias, pago de intereses.


Factores que Afectan la Planificación de Cargas

a) Características de la Fuerza de Trabajo: Número de trabajadores, tipo de licencia, nivel de capacitación, restricciones de los sindicatos, horas de trabajo, modalidad de los turnos, modalidad de la rutina.

b) Características de los Vehículos: Número de vehículos, tipos de vehículos (combinación en la flota), necesidades de reparación y mantenimiento, capacidad de carga, alto y ancho.

c) Características de la Empresa: Política de servicio al cliente, política de operación de los vehículos, política de carga de los vehículos, características del producto, ubicación de los depósitos, política de retorno de recargas, metas de niveles operativos.

d) Características del Cliente: Modalidad de los pedidos, ubicación en relación a los depósitos, características de los puntos de entrega, tiempos de entrega más tempranos y más tardíos, entrega diurna/nocturna, disponibilidad de carga de retorno.

e) Características Ambientales: Características de la red vial, trabajos en los caminos, condiciones climáticas, restricciones legales.

f) Programación de Intinerarios: Técnicas adoptadas, requerimientos legales.



Sistemas de Recorridos Fijos y Variables

En un sistema de ruta fija, los vehículos siguen una ruta prescrita cada día y los pedidos del cliente para ese día son atendidos de acuerdo a la ruta de entrega. La ventaja de este sistema, para el cliente, es que conoce el día y hora de entrega, y sobre esa base puede hacer sus planes. El sistema de ruta variable está mas orientada al cliente. Este enfoque persigue desarrollar rutas que atiendan las pautas de demanda de los clientes y tiene la capacidad de aceptar modificaciones para satisfacer las fluctuaciones en los niveles diarios de la demanda.



Fabián Quirarte


Fuente. Texto original.

Guía Examen CENEVAL · EGEL Mercadotecnia 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario